viernes, 4 de agosto de 2017

Cuando la monotonía rompe la magia

Fuente: megustaleer.com
"La magia de ser Sofía" es la primera entrega de una saga de dos libros escritos por la autora valenciana Elisabet Benavent, publicada en 2017 por la editorial Penguin Random. Beta Coqueta, como se hace llamar la escritora, es una de las que más venden en nuestro país y ha escrito sagas como las de "Valeria" o "Martina", además de colaborar con varios medios de comunicación.

El libro nos cuenta la historia de Sofía, una chica soltera, con algunos kilos de más, que trabaja como camarera en un lugar en el que se siente muy a gusto en plena ciudad de Madrid. Su vida dará un pequeño giro cuando conozca a Héctor, un chico que mantiene una larga relación con su novia de la adolescencia, pero a la que ha dejado en Ginebra para escapar de una rutina que le estaba agobiando. 

Antes de entrar de lleno en la reseña, he de reconocer que decidí embarcarme en este libro, muy alejado del tipo de lecturas que suelo leer, por la enorme popularidad de la autora y de la saga, que copaba y llena las estanterías de las librerías más famosas. Me entró curiosidad por averiguar que es lo que hacía que esa novela triunfará tanto y os adelanto que no he encontrado la razón.

El libro comienza muy bien, con un ritmo adecuado, un lenguaje fresco y unas descripciones muy buenas, sobre todo la del "Alejandría", el café donde trabaja la protagonista, que en un principio arranca bien con nosotros. El lector se engancha, y me llevé buenas sensaciones en las primeras páginas, pero conforme avanza, decepciona.

La autora posa con un ejemplar de la novela para una entrevista. Fuente: El ideal gallego

El ritmo se vuelve lento, la relación entre Sofía y Héctor se vuelve mónotona, las escenas entre ellos son muy pesadas de leer, y acabé tan machacada que no pude acabar el libro, y es extraño que lo haga. Los dos personajes principales pierden emoción, y no acaban de empatizar con el lector, no se les conoce a fondo y por ello, las decisiones que toman confunden y no se logran entender. Los personajes secundarios son interesantes, creo que si se les hubiera tenido más en cuenta, se podría haber mejorado la lectura.

Nos aporta muy poco, es una lectura para pasar desapercibida, y para un entretenimiento puro. Aún así, he de comentar que la autora tiene una escritura ágil, amena y cercana, que la hacen fácil de leer y que es de lo que más me ha gustado del libro, que para mí, falla en el desarrollo de los acontecimientos, del argumento, demasiado sencillo.

Es un libro que solo recomiendo para aquellos lectores a los que os gusta un simple entretenimiento, y aun así no es de las mejores lecturas que os podéis encontrar. Los que no os gusta la novela romántica y seáis lectores mucho más exigentes, buscad otra lectura, no merecerá perder el tiempo en ella.

Nota: 6'75 / 10

miércoles, 2 de agosto de 2017

La historia de cine casi brillante de Dunkerque

Fuente: FilmAffinity
"Dunkerque" ha sido una de las películas que más expectación han movido durante este último año. No es para menos, pues había ganas de ver la nueva apuesta de uno de los mejores directores que hay actualmente en la gran pantalla, Christopher Nolan. Este nuevo largometraje, estrenado hace semanas en los cines de todo el mundo, cuenta en el reparto con nombres muy conocidos como Tom Hardy o Cilian Murphy, y con caras que aun no teníamos en cuenta como Fionn Whitehead, entre otros, sin olvidarnos del debut de Harry Styles, ex integrante de One Direction, en el cine.




La película nos cuenta la historia del rescate que, tanto el ejército británico como los civiles, tuvieron que hacer a los soldados británicos que quedaron atrapados en las playas de Dunkerque, en el norte de Francia, ante el avance y los continuos ataques del rival, es decir, los alemanes nazis.

Una de las escenas de la película. Fuente: Europa Press
Entrando en el análisis del largometraje, lo mejor que nos ofrece "Dunkerque" es una perfecta narración de lo que sucedió durante aquellos interminables días para los soldados ingleses durante la Segunda Guerra Mundial. Esto es posible gracias a una imagen que casi habla por sí sola, magnífica, a unos efectos especiales adecuados, y a una banda sonora que es la compañera idónea a esa imagen impoluta y que completa las escenas de gran manera. El guion tiene interesantes apuntes pero no es lo que más destaca. Y consigue una breve emoción gracias a la utilización de pequeños flashbacks, casi imperceptibles (hay que estar atentos para saber que es un flashback), que logran ese pequeño juego entre el espectador y lo que está viendo ante sus ojos.

Es un historia bien contada, con personajes que no destacan, es difícil destacar a un protagonista porque no hay en uno que se centre la película, y esto lo que hace es que la historia sea la verdadera protagonista. Pero, desde mi punto de vista, esta es su gran debilidad. No consigue enganchar al espectador, no transmite, los personajes son tan poco profundizados que no llegas a empatizar con ninguno de ellos. Se pasa por encima de ellos sin contarnos nada más, y da más la sensación de estar ante un documental que ante una película.



Una fotografía durante el rodaje
de la película. Fuente: Fotogramas
"Dunkerque" es una película recomendable, merece la pena verla, pero es evidente que ante las tan buenas críticas que se encuentran por los distintos medios de comunicación, decepciona de manera fácil porque lo que ves no se ajusta a lo que uno tiene pensado que va a ser, y además, para mí, está lejos de largometrajes tan buenos de Nolan como "El Caballero oscuro" u "Origen", que aportaban entretenimiento y emoción, más allá de buenas características técnicas, en las que también acierta "Dunkerque". En esta película, considero, que la veáis y seáis vosotros mismos los que juzguéis. 

Nota: 8'5 / 10